Estas son las 10 principales innovaciones en salud mental!

-Los sectores público y privado de varios países han desarrollado apoyo y servicios de salud mental en línea, como Togetherall , ReachOut , 7 Cups y UCLA STAND.

-Un número creciente de estudios muestra que los patrones de lenguaje y las imágenes en las publicaciones pueden revelar y predecir las condiciones de salud mental de las personas y evaluar las tendencias de salud mental en poblaciones enteras. Gracias a los avances en inteligencia artificial, procesamiento del lenguaje natural y otras herramientas de ciencia de datos,

-Estudios recientes han reavivado la esperanza de que los psicodélicos puedan ser medicamentos poderosos para los trastornos mentales. 

-Hoy podemos aprovechar los teléfonos inteligentes y los dispositivos portátiles para crear conjuntos de datos más representativos de nuestra población global que los estudios realizados con participantes de investigación WEIRD (occidentales, educados, industrializados, ricos y democráticos)

-Las herramientas digitales se pueden usar de manera efectiva para la supervisión y el aseguramiento de la calidad de las intervenciones psicológicas a escala.

-A través de asociaciones público-privadas, colaboraciones con compañías de tecnología y redes sociales, y tener celebridades o íconos sociales que respalden estos proyectos, realmente podemos crear una revolución en la educación sobre salud mental para adolescentes.

-En los últimos 12 meses, se han desarrollado una serie de modelos de los impactos sociales y económicos del COVID-19 en la salud mental que simulan trayectorias de angustia psicológica, tiempos de espera en los servicios de salud mental, visitas hospitalarias relacionadas con la salud mental y suicidio durante el transcurso de los últimos 12 meses. próximos 5 años. 

-Aquí es donde entra en juego el poder de los "estándares blandos" y la regulación: varias organizaciones, como OneMind , Health Navigator y el Foro Económico Mundial ., han comenzado a desarrollar criterios de evaluación para herramientas digitales de salud mental. Estas medidas permitirán a los innovadores recibir un sello de aprobación de que un producto está clínicamente validado, es ético, seguro y eficaz.

PLATAFORMAS PARA APRENDER MARKETING DIGITAL

 

SI HOY TUVIERA QUE EMPEZAR A ESTUDIAR MARKETING DIGITAL DESDE CERO


Tengo más de 13 años de experiencia en marketing y cerca de 10 en marketing digital, y he atravesado por muchas facetas de este maravilloso y complejo mundo.

https://brissiabenavente.com/2022/07/12/si-hoy-tuviera-que-empezar-a-estudiar-marketing-digital-desde-cero/


El uso adecuado del hashtag puede ser fundamental para lograr impacto, exposición y participación de la red de contactos, incluso te puede ayudar a crear comunidad.

 

¿Hashtag cómo usarlo efectivamente en Linkedin?

La seguridad y la privacidad de los datos, la usabilidad, la fiabilidad, el grado de desarrollo y la funcionalidad.

 

https://www.phmk.es/tecnologia/la-uoc-desarrollara-una-herramienta-de-evaluacion-que-determine-las-mejores-apps-para-gestionar-la-depresion

La UOC desarrollará una herramienta de evaluación que determine las mejores apps para gestionar la depresión

  •  
  •  
  •  
Apps de salud mental. El uso de los móviles puede ayudar en algunos trastornos mentales

En la actualidad, hay unas 250 aplicaciones dedicadas al tratamiento, monitorización y acompañamiento de este trastorno.

UOC

Los datos recogidos en la Encuesta europea de salud, difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el segundo trimestre del año pasado, mostraron que  2,1 millones de españoles presentaban un cuadro depresivo durante 2020. Esto se traduce en que el 5,25% de la población mayor de 15 años de nuestro país se haya en esta situación. Además, de este porcentaje un total de 230.000 poseía depresión grave. Desde hace tiempo, diversos expertos han destacado que la situación pandémica en la que estamos inmersos desde hace un par de años puede estar influyen en la salud mental de la población. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud, ya ha alertado en más de una ocasión que la depresión representa, además, una de las principales causas de discapacidad en adultos y adolescentes en todo el mundo.

Proyecto EvalDepApps

En este contexto y coincidiendo con el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión (13 de enero), un equipo de la Universitat Oberta Catalunya (UOC), ha puesto en marcha un proyecto para desarrollar una herramienta, y una metodología, que ayude tanto a pacientes como a profesionales a determinar cuáles son las mejores aplicaciones para la gestión de la depresión. El uso de aplicaciones móviles en el ámbito de la salud puede resultar muy útil, y en concreto dentro de un trastorno como la depresión y de otras patologías relacionadas con la salud mental, podrían ayudar a su prevención y tratamiento, e incluso actuar como coadyuvante en el abordaje terapéutico. Sin embargo, saber cuáles son las aplicaciones que funcionan y si están validadas puede ser algo bastante complejo debido a la variedad de dichos productos en este sentido.

El uso de aplicaciones móviles en el ámbito de la salud puede resultar muy útil, y en concreto dentro de un trastorno como la depresión.

Así pues y teniendo en cuenta esta realidad, el objetivo del proyecto EvalDepApps, desarrollado por un equipo liderado por Carme Carrion, miembro del eHealth Center e investigadora líder del grupo de investigación eHealth Lab de la UOC, es diseñar un instrumento para evaluar las aplicaciones que se vayan utilizando en este ámbito para poder diferenciar las que pueden ser útiles y aportar valor.

"Queremos ayudar a profesionales y usuarios a separar el grano de la paja y determinar las aplicaciones que pueden ayudar a gestionar mejor el problema de salud en el día a día y, a la vez, aportar más datos en tiempos y condiciones reales para facilitar a los profesionales un seguimiento mucho más preciso de la evolución y el proceso de cada persona afectada de depresión", destaca Carme Carrion, también directora de investigación de los Estudios de Ciencias de la Salud.

El equipo del proyecto está formado por dieciséis personas investigadoras de ocho instituciones diferentes. Por parte de la UOC, además de Carme Carrion (coordinadora del proyecto), también participan Antoni Pérez-Navarro, profesor de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación e investigador del grupo Internet Computing & Systems Optimization (ICSO), y los investigadores del eHealth Center Noemí Robles y Francesc Saigí, quien también es profesor de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC y director del Centro Colaborador en Salud Digital de la OMS. Además, también contará con pacientes y profesionales de otras instituciones de investigación y de atención sanitaria de Cataluña, la Comunidad Valenciana, Andalucía y Canarias.

 

Los riesgos de las aplicaciones de salud mental

En la actualidad se calcula que hay alrededor de 10.000 aplicaciones de salud mental, de las cuales, según datos preliminares de los investigadores, 250 se dedicarían al tratamiento, monitorización y acompañamiento de la depresión. "Actualmente, las aplicaciones consideradas como productos sanitarios deben seguir una regulación europea específica, pero la mayoría no se consideran como tal y a menudo las podemos encontrar en los repositorios de iOS y Android y las podemos descargar", explica Carme Carrion.

En la actualidad, se calcula que hay alrededor de 10.000 aplicaciones de salud mental.

Cualquier aplicación puede implicar riesgos en cuanto a la seguridad y la protección de datos, pero las aplicaciones del ámbito de salud mental pueden implicar un perjuicio añadido si la intervención que proporcionan no es la adecuada. "A menudo, estas aplicaciones no se dirigen a personas concretas y tienen un carácter demasiado general que hace que no sean útiles para la mayoría de personas que las utilizan. Por otro lado, hay pocas que se basen en evidencias científicas sólidas y, por lo tanto, existe el peligro de que recomienden intervenciones o terapias que no tengan ninguna validez o que incluso provoquen el efecto contrario al deseado", destaca la investigadora.

Desde la UOC consideran que el sistema de salud necesita contar con herramientas fiables, seguras y efectivas para evaluar estas aplicaciones.

Ante este panorama, desde la UOC consideran que el sistema de salud necesita contar con herramientas fiables, seguras y efectivas para evaluar estas aplicaciones. "De este modo, los profesionales tendrán más información para prescribir aplicaciones sin riesgo para el paciente y con las máximas garantías sobre su potencial efectividad y los pacientes podrán establecer también cuáles son las aplicaciones mejor valoradas y las que están disponibles en los repositorios habituales", apunta Carme Carrion.

"De este modo, los profesionales tendrán más información para prescribir aplicaciones sin riesgo para el paciente y con las máximas garantías sobre su potencial efectividad y los pacientes podrán establecer también cuáles son las aplicaciones mejor valoradas y las que están disponibles en los repositorios habituales".

Análisis y criterios de evaluación

El proyecto revisará las aplicaciones que hay actualmente para tratar, monitorizar y acompañar a las personas con depresión. También analizará qué estrategias se están utilizando hoy en día para evaluar este tipo de aplicaciones, ya que no hay ninguna regulación oficial ni tampoco consenso sobre cuáles son los criterios que deben evaluarse para considerar que una aplicación de salud es lo suficientemente segura y efectiva.

"Hay diferentes iniciativas que evalúan soluciones de salud móvil, pero esta evaluación suele ser parcial. Así, la validación y evaluación de las aplicaciones de salud no cuenta todavía con una metodología consensuada, rigurosa y completa de sus riesgos, beneficios, gastos, impacto social e impacto organizativo, aspectos éticos y legales", explica la investigadora.

Proyecto anterior

Para llevar a cabo esta tarea, los investigadores parten de la experiencia obtenida durante un proyecto previo llevado a cabo por parte del mismo equipo, EvalApps, que creó un sistema de evaluación para las aplicaciones que ayudan a la gestión del sobrepeso y la obesidad. En este proyecto anterior se establecieron criterios comunes para la evaluación de todo tipo de aplicaciones, al margen de cuál fuera su objetivo final: la seguridad y la privacidad de los datos, la usabilidad, la fiabilidad, el grado de desarrollo y la funcionalidad.

"Existen herramientas válidas en términos generales para evaluar cualquier tipo de aplicación de salud, pero deben establecerse los criterios para validar su efectividad y seguridad en los diferentes tipos de problemas de salud a los que se dirigen".

EvalDepApps adoptará estos parámetros y, con la participación de pacientes, tecnólogos expertos en aplicaciones y profesionales de la salud mental y de atención primaria, definirá cuáles deberían ser los criterios relacionados con la efectividad y la seguridad de las intervenciones para gestionar la depresión. "Existen herramientas válidas en términos generales para evaluar cualquier tipo de aplicación de salud, pero deben establecerse los criterios para validar su efectividad y seguridad en los diferentes tipos de problemas de salud a los que se dirigen. En el campo de la salud mental también hay algunas recomendaciones, por ejemplo, de la Asociación Americana de Psiquiatría, pero estas deben adaptarse a nuestro contexto", explica.

Diseño de la aplicación

El paso siguiente consistirá en la creación de diferentes talleres de cocreación, inspirados en la metodología de design thinking, para diseñar la herramienta de evaluación de las aplicaciones: definir cuál será el instrumento más adecuado (aplicación, página web, sistema multiplataforma, etc.) y también qué requisitos o características debería tener para que sea útil y fácil de utilizar.

Es muy importante la participación tanto de pacientes como de expertos de diferentes disciplinas.

En este proceso, es muy importante la participación tanto de pacientes como de expertos de diferentes disciplinas. "Desde hace un tiempo, desarrolladores y profesionales de la salud trabajan codo con codo, pero para garantizar el uso y la adherencia de los usuarios es necesario introducir la visión del usuario final, la persona que utilizará la aplicación. Este punto es clave", subraya la investigadora.

Una vez desarrollada, la herramienta se probará con un grupo de voluntarios, que incluirán usuarios y profesionales de la salud. La aplicación definitiva se cederá a diferentes consejerías de salud de las comunidades autónomas interesadas y se pondrá a disposición del gran público de manera gratuita y en formato de libre acceso.

¿Dónde están blockchain y el metaverso en 2022?, John Bass , director ejecutivo de Hashed Health

FUENTE  https://www.linkedin.com/feed/update/urn:li:activity:6999630312087433216/ Es imposible resumir todo el rico contenido proporcionado ...