e-terapia.com Programas de Tratamientos Autodirigios



La responsabilidad del producto es una pregunta abierta para los programas de tratamientos autodirigidos asistidos por computador. Mientras que profesionales de la salud pueden ser considerados responsables si el paciente recibe atención inadecuada, autores de libros de autoayuda no se hacen responsables si no se proporcionan consejos útiles. En el peor de los casos, una persona que está deprimida podría cometer suicidio mientras lee un libro de autoayuda, tal vez después de reconocer la ideación suicida en un cuestionario del libro. 

Es poco probable que la familia del lector prevalezca en una demanda por negligencia, alegando que su ser querido estaba bajo el cuidado del libro y que el libro o su autor no tomó las medidas adecuadas para intervenir. 

Si los desarrolladores de programas informáticos interactivos se realizarán a un estándar superior, si un programa de computadora pudiera notificar a una persona de ideas de suicidio de un usuario ¿debería hacerlo? 

Y si es así, 

¿notificar a quién? 

¿Es este tema restrictivo del uso de los programas de tratamiento autodirigidos a los centros de atención de salud, aun cuando pudieran ser utilizados con eficacia por uno mismo sin supervisión? 

¿Es la eficacia de un programa de tratamiento autodirigido más parecido a un medicamento de venta libre o de un medicamento con receta

¿Hay en las características de un programa de tratamiento asistido por una computadora que desencadenan la aplicación de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), por tanto de las políticas que regulan el uso de dispositivos médicos o de software?

Donde los programas de tratamientos autodirigidos y sus responsabilidades caen a lo largo del continuo que puede variar de programa en programa. Por un lado, se podría argumentar que una interacción individual con el único programa de ordenador no es  más que una relación de ayuda que un lector de un libro. Por otro lado, si el programa está a la medida, responde "inteligente" a la entrada del usuario, los llama por su nombre, y quizás las guías del usuario están dirigias a través de un carácter amistoso, animado, y personalizado, el usuario puede llegar a sentir o creer que él o ella está en una relación de ayuda, a pesar de que alguien piense lo contrario. 

En efecto, una distinción fundamental entre los libros de autoayuda y los programas de tratamiento autodirigido es el grado en que estos últimos son personalizados y a la medida, lo que aumenta su adopción y el impacto.

Lo que los desarrolladores llaman a los programas de tratamiento de autodirigidos puede no importar. Se pueden etiquetar sus aplicaciones informáticas de "educativo" en lugar de  "terapéutico" en un intento de evitar los problemas de responsabilidad, sin embargo, términos como "apoyado del auto-cuidado" o "auto-asesoramiento", a diferencia del "tratamiento" o la "telemedicina" no son bien definidas en la actualidad. 

La escasa legislación que existe es por lo general no más de un mosaico de decisiones contradictorias, inadecuada orientación, muy lejos desde el punto de tener precedentes legales definitivos. Como alternativa a la lentitud del proceso de desarrollo de la ley a través de casos de litigio, el Congreso podría intervenir y proporcionar un alivio legislativa mediante el establecimiento de las políticas federales vinculadas al reembolso de Medicare para los programas de tratamiento autodirigidos.

La responsabilidad del producto está relacionada con la necesidad de control de calidad. No es difícil para un desarrollador crear una web especializada para elaborar un programa de tratamiento posible de futuro-autodirigido, sin validación científica. El consumidor necesita una manera de identificar el  aceite de serpiente (virus) de la ayuda real, como lo hacen los profesionales de la salud que podrían recomendar estos programas. El Comité Nacional de Aseguramiento de la Calidad ofrece una revisión y acreditación de los programas de manejo de enfermedades, y su proceso de acreditación se podrían adoptar para el uso de programas conductuales de telesalud. 

Los "Sellos de aprobación" son difíciles de aplicar en Internet, sin embargo, ya que los gráficos se pueden copiar y utilizar en los sitios Web no autorizados (por ejemplo, el Better Business Bureau está sellado con frecuencia pirata). Este problema podría resolverse mediante la vinculación de los sitios a la organización de acreditación, con lo que mejoraría la seguridad de los sellos.

Otros números de otras cuestiones reglamentarias federales puedan surgir. Relacionadas tanto con la responsabilidad y el control de calidad, es si el equipo a base programas de tratamientos autodirigidos requerirá la aprobación de la FDA como dispositivos médicos. Un dispositivo médico se define como "un instrumento, aparato, artificio ... destinado a ser utilizada en el diagnóstico de la enfermedad u otras condiciones, o en la cura, alivio, tratamiento o prevención de la enfermedad ... y que no alcance cualquier de sus propósitos previstos primarios a través de la acción química dentro o sobre el cuerpo ". 

Algunos softwares están regulados por la FDA, pero principalmente sólo se utiliza para controlar otros dispositivos médicos. Sería lamentable que la FDA no decidiera a regular programas de autotratamiento, que a menudo se basan en un presupuesto muy reducido, y el proceso de aprobación de la FDA es caro. 

Los altos costos de cumplimiento podría frenar el crecimiento de esta industria naciente. Por último, en los EE.UU. la Comisión de Comercio Internacional también puede tener un interés en los programas de tratamiento autodirigidos, debido a cuestiones relativas a los aranceles y la protección de la propiedad intelectual, la entrega por Internet de programas de tratamientos  autodirigios, así como la terapia basada en la Web, pueden ser importados y exportados al instante. Paralelo al caso de la regulación de la FDA, los aranceles sustanciales o requisitos engorrosos de informes podían contener esta industria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cómo Chantajean a pacientes de terpia online en finlandia

Ciberseguridad Si no pagas publicamos tus sesiones de terapia: ciberchantaje a miles de pacientes en Finlandia Por M. Victoria S. Nadal Un g...