Tele- terapia

Recientemente los sistemas descritos en el apartado anterior, sistemas de terapia asistida por ordenador, se han servido de herramientas propias de internet, tales como: videollamada, chat, email que han permitido que la presencia del terapeuta sea cada vez más virtual en lugar de física, ese hecho ha dado lugar a los llamados programas auto-aplicados. Algunos ejemplos de este tipo de programas se comentan a continuación:

Miedo a hablar en público

En (Botella et al., 2008) se describe el diseño y validación de un programa de tratamiento autoadministrado vía Internet para el miedo a hablar en público. El programa se llama “Háblame” y está formado por: a) un protocolo de evaluación que da información al paciente acerca de su problema y recoge información respecto a la interferencia y gravedad de éste, b) un protocolo de tratamiento estructurado, organizado en bloques separados, en el que el paciente avanza a medida que supera los distintos bloques. El protocolo de tratamiento es un programa cognitivo-conductual que contiene un componente de psicoeducación, un componente de reestructuración cognitiva y un componente de exposición y c) un protocolo control, el cual evalúa la eficacia del tratamiento, tanto durante como al final de éste.

Se realizó un estudio de caso con una paciente de 22 años. Los resultados de este estudio de caso mostraron una reducción significativa, en el curso del tratamiento, en varias medidas relacionadas con el temor de la paciente a hablar en público. Estos resultados se mantuvieron en el seguimiento de la evaluación. La paciente además se enfrentó al objetivo principal de su tratamiento: hablar en público en una situación real. La paciente informó de altos niveles de motivación para iniciar el programa, aceptación del tratamiento auto aplicado y satisfacción con los resultados obtenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cómo Chantajean a pacientes de terpia online en finlandia

Ciberseguridad Si no pagas publicamos tus sesiones de terapia: ciberchantaje a miles de pacientes en Finlandia Por M. Victoria S. Nadal Un g...