Terapia cognitivo conductual computarizada (autoayuda online), perspectivas de futuro

Investigación, formación y emprendimiento. 


Terapia cognitivo conductual computarizada (autoayuda online)


Jorge Orrego Bravo




“La creatividad requiere tener el valor de desprenderse de las certezas”


Erich Fromm



Resumen



Psicoterapia asistida por ordenador corresponde a cualquier programa de psicoterapia que emplee las respuestas del paciente para la toma de decisiones, y que ayude a superar las barreras de acceso a la asistencia psicológica; incluyendo costo, disponibilidad de terapeutas, logísticas de programación de citas y movilización física a las consultas, el estigma a la salud mental y la falta de terapeutas entrenados en tratamientos basados en evidencias científicas. 


El desarrollo de la psicoterapia asistida por ordenador requiere la alineación de múltiples actores con intereses distintos, pero complementarios.  Las universidades, la industria y la administración son los jugadores más importantes. 


Nos estamos moviendo hacia un mundo de mayor autonomía del paciente y de responsabilidad en las decisiones de tratamiento están siendo desplazadas de la oficina del terapeuta a la casa del paciente



Metas 


-El futuro de la autoayuda online


-Psicoterapia asistida por ordenador como programa de investigación (Lakatos)


-Terapia cognitivo conductual computarizada y la industria farmacéutica



palabras claves: psicoterapia asistida por ordenador, terapia cognitivo conductual computarizada, autoayuda online, investigación, emprendimiento


(Este artículo es un extracto del capítulo siete, “Consideraciones finales”  del libro: Psicoterapia asistida por ordenador: Evaluación en población española del programa de psicoterapia asistida por ordenador "Libre de ansiedad" para personas que sufren trastorno de pánico. de Jorge Orrego Bravo  (Autor) )



Programas automatizados de ayuda psicológica, a través de internet: 


Perspectiva de futuro…



¿Un nuevo mundo está emergiendo en la salud psicológica?


La terapia asistida por ordenador ha sido muy estudiada alrededor del mundo, y muchos la consideran la frontera más innovadora en la salud mental basada en la evidencia, multitud de ensayos clínicos, meta-análisis y revisiones sistemáticas lo confirman, siendo los trastornos de ansiedad los más estudiados.


 

Los tratamientos computarizados quizás necesitan ser entendidos como un programa de investigación en derecho propio, con su propio corpus de evidencia empírica y sus propias preguntas por resolver. La psicoterapia cognitivo conductual a través de internet, en formato de autoayuda guiada, es efectiva y, en muchos casos, equivalente a la terapia cara a cara o grupal. Sin embargo hay algunos desafíos.




Por ejemplo:




¿En qué medida se pueden personalizar los programas según características de la persona y problema clínico específico?




¿Cuál es el nivel óptimo de orientación humana requerida (que va desde la ausencia de contacto o un contacto mínimo, y subiendo desde allí)?




¿Cómo se puede mejorar los programas de tratamientos auto dirigidos para maximizar su eficacia?




¿Cuáles son los componentes activos de los programas eficaces?




¿Cómo mejorar la adherencia terapéutica?




Las preguntas suman y siguen, como por ejemplo si los programas tienen alguna clase de contraindicación o efectos secundarios, o cuál es la aceptabilidad entre usuarios y profesionales, o si deben ser sólo clínicos o también pueden ser otros profesionales como enfermeros, o asistentes sociales los que podrían guiar los programas.



Queda por responder con más evidencia, cómo funcionan estos programas en casos graves o leves. En todo caso todas estas preguntas quedan condicionadas a 


-qué tipo de programa y de qué trastorno específico estamos hablando, 


-administrados por quién o quienes, 


-para quién específicamente, 


-con qué necesidades y 


-bajo qué circunstancias.



Existe una organización profesional , la Sociedad Internacional para la Investigación de Intervenciones Basadas en Internet (ISRII) , fundada en el año 2004, que promueve el estudio científico de las TIC usadas para obtener mejores resultados en la salud, incluyendo problemas de comportamiento y de salud mental (Ritterband, Andersso, Christense, Carlbring & Cuijpers, (2006)).



Un posible desafío es crear programas de entrenamiento dedicados al desarrollo y evaluación de tratamientos autodirigidos. De momento no hay áreas dirigidas en las asociaciones de psiquiatría y psicología.



El desarrollo y la evaluación de programas de tratamientos autodirigidos están cercanamente vinculados. Los evaluadores recolectamos información que puede ser usada para mejorar los programas.


 

Para avanzar en el campo de los estudios clínicos y la comparación de los programas de autoayuda guiada online, es esencial la disponibilidad de profesores capaces de enseñar cómo desarrollar y evaluar los tratamientos. Por el lado del desarrollar nuevos programas, esto debe incluir a profesionales de la salud mental, quienes entiendan el modelo de salud mental basado en la evidencia y la teoría subyacente al cambio en salud mental.



Los estudiantes también convienen de actualizarse en las nuevas tecnologías. Su entrenamiento podría incluir elementos como psicoeducación al paciente, estructura de software, diseño pedagógico, programación, producción de video, arte gráfico, modelos de comunicación en línea, historia clínica electrónica y el uso de evaluaciones. 


Una familiaridad laboral con la salud mental, telecomunicaciones, investigaciones de servicios de salud y el manejo de la salud poblacional. La producción de programas de terapia por ordenador requiere la coordinación de distintos actores para escribir el manual, diseñar el programa y los contenidos audiovisuales, depurar, probar clínicamente y comercializar.



Puestos a imaginar, en el futuro se podrían crear programas capaces de identificar no sólo el trastorno principal sino también sus comorbilidades y personalizar el tratamiento. 


Además de la monitorización a través de autorregistros del paciente (cuestionarios de ansiedad, depresión etc.), se podría también recabar información por bioretroalimentación a través dispositivos móviles (pulso cardiaco, frecuencia respiratoria, presión arterial), o nivel de actividad (GPS), estos serían registros en tiempo real y ubicuos.


Otra posibilidad, es integrar programas ya existentes. En desarrollo web, una "Mashup" es una forma de integración y reutilización. Ocurre cuando una aplicación web es usada o llamada desde otra aplicación, con el fin de reutilizar su contenido y/o funcionalidad. El uso en otras fuentes, para crear nuevos servicios simples, visualizados en una única interfaz gráfica diferente. 


Por ejemplo, se pueden combinar en la interfaz de un programa de terapia por ordenador a una App como Runkeeper, que evalúa tu actividad física a través de GPS. O integrar en el mismo programa una de las muchas aplicaciones de mindfulness existentes.


El problema es que los datos personales circularán por distintos proveedores de servicios, sacrificando confidencialidad. Sin embargo muchas personas usan Google, Facebook y Skype, o comparten experiencias personales en redes sociales, sabiendo de antemano que el precio que están pagando por esos servicios gratuitos, es la información personal que están dando.


Con respecto a aumentar la adherencia terapéutica a los programas, quizás la industria del entretenimiento y los videojuegos nos podrían dar pistas. Para mantener "enganchados" a los jugadores, los diseñadores son expertos en crear curvas de dificultad y suspenso.


Gamificación (gamification en el ámbito anglosajón) es el empleo de mecánicas de juego en entornos y aplicaciones no lúdicas con el fin de potenciar la motivación, la concentración, el esfuerzo, la adherencia y otros valores comunes a los juegos. SPARX (Fleming, Dixon, Frampton, & Merry, (2012)), es un juego de video equipada con una interfaz 3D que recuerda a World of Warcraft, ayuda a los niños y adolescentes para mejorar los síntomas de la depresión y la ansiedad.


El juego enseña técnicas de terapia cognitivo-conductual (TCC) para ayudar al jugador a reducir los síntomas. Los jugadores ganan experiencia al progresar a través de los niveles, con títulos como Tratar con las emociones, Superación de problemas, y Reconociendo pensamientos inútiles. 


En este caso hablamos de un video juego con técnicas cognitivo conductuales, quizás en un futuro podríamos explorar la opción contraria: Un programa de terapia asistida por ordenador, que utilice elementos de video juego.


Como decíamos, gamificación es la aplicación de elementos de juego a contextos de no juego. En el caso de los programas de psicoterapia por internet, las tasas de deserción aún son altas. Sería toda una tesis investigar si la gamificación se puede aplicar a la psicoterapia en línea, cómo debe hacerse y qué elementos de juego serían los adecuados para un programa de terapia en línea "gamificado". 


La industria de la tecnología nos muestra que lo que termina imponiéndose no es solo lo novedoso o extremadamente tecnológico, sino también lo fácil de entender ejecutar.


La psicoterapia asistida por ordenador podría ser el germen, para el desarrollo de toda una industria, de producción, evaluación y distribución de programas de terapia online, tal como lo es la industria farmacéutica.


En el lado de la evaluación, los estudiantes deberán aprender a cómo diseñar y conducir ensayos clínicos tanto en los servicios de salud, como en línea. Los profesionales en esta área requieren de entrenamiento en diseño de investigaciones clínicas, estadísticas y epidemiológicas.


Adicionalmente, conocimiento sobre Internet: privacidad, seguridad y recolección de datos. Los médicos y enfermeras podrían participar en estos programas.


Algunos países, principalmente en los Países Bajos, Suecia, Australia y el Reino Unido, se han movido con fuerza en la propagación a escala nacional de los tratamientos computarizados, y ellos pueden proporcionar modelos. Las nuevas tecnologías deben adaptarse a las actuales estructuras del sistema de salud, sin embargo, las estructuras existentes también deben adaptarse a las nuevas tecnologías.


Algunas bases de la legislación ya se están implementando en algunos países, en particular, con respecto a los estándares de protección de datos y la privacidad del paciente.


Para que muchos pacientes confíen en la psicoterapia asistida por ordenador, tienen que creer que los resultados, la seguridad y la protección de la privacidad sean eficaces y fiables.


La terapia por ordenador no es restrictiva a los centros de atención de salud, también puede ser utilizada con eficacia por particulares. Un programa de tratamiento autodirigidos es parecido a un medicamento de venta libre, o un libro de autoayuda, pero con una llave de seguridad: los programas informáticos pueden notar a una persona con ideas de suicidio y notificarlo a un profesional.


Las starts up, empresas y organizaciones en el área de la salud mental podrían proporcionar tratamientos basados en pruebas a través de ordenadores, en una escala que sería imposible de lograr de otra manera, lo que resulta en grandes beneficios para la salud pública. 


La necesidad de ampliar el acceso a tratamientos psicológicos basados en pruebas, para los problemas de salud mental es clara, y los programas de tratamientos autodirigidos ofrecen un medio prometedor para difundirlos. 


El emprendimiento se ve desafiado por tres factores principales: 


(1) el  desembolso de capital inicial 


(2) un mercado por abrir 


(3) la  novedad.


En cuanto al desembolso de capital inicial, hay que comparar la inversión para construir y evaluar un programa de tratamiento autodirigido, en vez de un nuevo programa para terapia cara a cara. 


Considerando que la fase de desarrollo de un nuevo tratamiento cara a cara por lo general consiste en escribir un manual de tratamiento detallado y en el mejor de los casos evaluarlo a través de algún ensayo clínico, esto es sólo el punto de partida para los tratamientos autodirigidos.


Varias personas de distintas profesiones están involucradas en el desarrollo de programas interactivos, lo que representa un costo sustancial en mano de obra calificada. Más allá del desarrollo tecnológico y la actualización de este, el gasto de funcionamiento de los ensayos clínicos es alto.


El personal calificado necesario para coordinar los ensayos y los participantes, corregir los errores del programa, y mantener bases de datos para todos, además de los estadísticos y los investigadores clínicos implicados, es un costo muy significativo. Estos costos iniciales y recurrentes no son fácilmente asumidos por las pequeñas empresas.


Las becas de investigación, las fuentes comunes de financiación para el desarrollo del programa, con más frecuencia se otorgan a las universidades -creando una desconexión, desde el primer momento, en la cadena de mercado. Las universidades rara vez comercializan los programas. Las universidades están en el negocio de la educación y la investigación, no de la comercialización y la distribución de un servicio.


El reto es hacer una transición exitosa de la investigación en la clínica académica a una amplia difusión en la comunidad. Idealmente, las organizaciones adquirirán los prototipos de investigación de las universidades, para mejorarlos y evaluarlos, y luego difundirlos (Andersson, (2015)). Internet-Based Psychotherapy. Mental Health in the Digital Age: Grave Dangers, Great Promise.


Lo que normalmente sucede, en cambio, es que el software muchas veces sigue encerrado en instituciones con políticas que impiden la comercialización como una estrategia de difusión.


El resultado global es que los prototipos prometedores de investigación a menudo se debilitan y mueren en las computadoras de la universidad. Los investigadores dependientes de concesión y financiación no tienen más remedio que pasar al siguiente estudio.


Otra opción para los desarrolladores es buscar el respaldo de grandes empresas. Este tipo de empresas, en particular farmacéuticas, pueden estar dispuestas a financiar directamente la investigación y el desarrollo como un medio para complementar sus oferta de servicios.


El arriesgar capital puede ser otra opción, sin embargo, en la experiencia de este autor, hay algunas opciones (amindterapia.com recibió 40 mil dólares de capital de riesgo ) los inversores, en general, tienden a estar más interesados en programas de tratamiento autodirigidos sólo después de que se construyó y validó.


En la construcción de un modelo de sostenibilidad, la primera pregunta a formular es:


¿Quién se beneficiará de estos programas?


La respuesta incluye sin duda 


1.- Al usuario del programa (cuya salud mental puede mejorar), pero 


2.- También puede incluir a los empleadores (a través del aumento de la productividad), 


3.- A las compañías de seguros ( implica una disminución económica del tipo terapia cara a cara), 


4.- A las organizaciones que manejan enfermedades (a través de reducir los costos de atención por paciente), 


5.- A los programas de salud patrocinados por el gobierno (a través de la reducción de costos y un mayor acceso a la atención), 


6.- A los organismos gubernamentales , 


7.- A los sindicatos o asociaciones profesionales (para servir a los miembros proporcionando programas de tratamientos autodirigidos como un beneficio), 


8.- A la justicia penal del sistema (a través de reducción de las reincidencias) 


9.- E incluso a la economía .(a través de aumento del producto interno bruto!).


La siguiente pregunta en la construcción de un modelo de ingresos son: 


¿Quién estará dispuesto a pagar por los programas de tratamiento autodirigidos? 


Las respuestas a :


"¿Quién se beneficiará?" 


Puede proporcionar un punto de partida. Algunos consumidores pagan de su bolsillo por estos servicios, sin embargo, parece ser difícil basar las ventas de un servicio directamente a los consumidores de los programas de tratamientos autodirigidos, a pesar de su potencial beneficio.


La publicidad en los sitios Web puede resultar en un flujo de ingresos, aunque es poco probable que proporcione el apoyo suficiente para dar sustentabilidad. Otros modelos de ingresos y otros contribuyentes se necesitan. 


Las compañías de seguros o las organizaciones de gestión de la salud pueden pagar por los programas de tratamientos de autoayuda por internet, con la certeza de reducir el costo de la atención.


Los departamentos de recursos humanos y asociaciones de pacientes son posibles distribuidores de los programas online. 


Los modelos de sostenibilidad más exitosos para el despliegue de los tratamientos autodirigidos se pueden encontrar en el extranjero, donde los gobiernos ofrecen programas como un bien público. Países como los Países Bajos y el Reino Unido han hecho que estos programas forman parte de una inversión en la salud mental pública que puede reducir los costes de utilización médica y mejorar la productividad del personal.


En el Reino Unido por ejemplo los tratamientos innovadores son evaluados por el Instituto Nacional de Salud y la Excelencia Clínica.   Ese instituto recientemente ha evaluado y aprobado dos programas computarizados para su inclusión entre los tratamientos aprobados para la depresión y la ansiedad en el Servicio Nacional de Salud. Los programas pueden ser personalizados para las lenguas y culturas nacionales, manteniendo la misma funcionalidad básica, permitiendo un mayor retorno de la inversión inicial de desarrollo (Hilty, Chan, Torous, Matmahur, & Mucic (2015)).


El gobierno podría animar a los desarrolladores para competir y para crear los programas mejores y más atractivos, y más eficaces.   


El desarrollo de la psicoterapia asistida por ordenador requiere la alineación de múltiples actores con intereses distintos, pero complementarios. 


Las universidades, la industria y la administración son los jugadores más importantes.


En la actualidad, quizás los mayores obstáculos para la introducción de las intervenciones informáticas están relacionados con las políticas de salud y la viabilidad económica, no la ciencia o la tecnología.


Si el camino está despejado para las industrias de la terapia a distancia y tratamientos autodirigidos para crecer, las iniciativas de formación y la investigación seguirá.



El futuro de la investigación en TCC online.



El avance de este tipo de programas empieza a tomar forma de lo que el epistemólogo lakatos llama “programa de investigación” en  donde hay un núcleo central y teorías periféricas en evolución.



Las investigaciones futuras podrían centrarse en: 


-aclarar los factores que pueden moderar la eficacia de la terapia por ordenador para el pánico, 


-las contraindicaciones basadas en la evidencia, y 


-dirigir a los pacientes a la modalidad más apropiada de atención antes del inicio del tratamiento.


Otras  líneas interesantes investigar son: 


-los pros y los contras de cómo se han reclutado los participantes en los ensayos clínicos, 


-los procedimientos de evaluación y el uso de cuestionarios en línea, 


-el papel del terapeuta, y 


-las maneras de manejar la comorbilidad (Andersson, (2014)).


Nos estamos moviendo hacia un mundo de mayor autonomía del paciente y de responsabilidad en las decisiones de tratamiento están siendo desplazadas de la oficina del terapeuta a la casa del paciente.


Si los casos menos complejos pueden ser tratados con el tiempo con menos terapeutas, y quizás incluso sin ponerse en contacto con un profesional, da espacio a los médicos, psicólogos y profesionales sanitarios, de ver los pacientes más difíciles. 


En principio: 


-las listas de espera se recortan, 


-los pacientes se empoderan y 


-los principales obstáculos al acceso a tratamientos basados en pruebas, tales como el costo, el estigma, la logística y la disponibilidad y la formación de terapeutas, se reducen.


Un artículo identificó 101 trabajos publicados (95 estudios). Los resultados sugieren que las intervenciones por internet son rentables y, a menudo, más baratas que la atención habitual. 


Sin embargo se encontraron pruebas más limitadas con respecto a la flexibilidad geográfica,flexibilidad horaria, el tiempo de espera para recibir tratamiento, y el estigma. La satisfacción con el tratamiento resultó ser alta, pero según los autores se requiere más investigación sobre el alto nivel de abandono debido a insatisfacción (Musiat, (2014)).


Si bien los resultados del programa Libre de Ansiedad han sido muy alentadores para tratar el pánico , los esfuerzos a la difusión de la terapia por ordenador deben avanzar con cautela para asegurar los mejores resultados para los pacientes, y seguir muy de cerca el avance de la tecnología.


Las intervenciones por internet es probable que sigan el movimiento hacia la telefonía móvil, que en última instancia permitirá un mayor acceso de los pacientes ( Ly, Topooc , Cederlund, Wallin, & Andersson, (2015))."



Algunas conclusiones preliminares


Nuestros hallazgos sugieren que el programa de psicoterapia asistida por ordenador Libre de Ansiedad es un tratamiento eficaz para los trastornos de pánico en la población española. Libre de ansiedad en particular y la psicoterapia asistida por ordenador en general , tienen el potencial de aumentar el acceso a tratamientos basado en la evidencia a una gran parte de la población que ya sea por razones: 


-geográficas, 


-económicas, 


-de estigma o la misma naturaleza de su trastorno (agorafobia), 


-no tiene acceso fácil a recursos de salud mental.


Más áreas para el desarrollo y la investigación futura de la psicoterapia asistida por ordenador incluyen 


-la exploración de cuestiones pendientes sobre las características de aquellas personas que puedan beneficiarse, 


-la mejor manera de integrar las intervenciones por Internet con los servicios existentes, y 


-las estrategias óptimas para combinar intervenciones por Internet y medicamentos.


Esta última pregunta es pertinente dado el escenario común de la prescripción de inhibidores de la recaptación de serotonina para el estado de ánimo y trastornos de ansiedad, junto con la psicoterapia, y que tal combinación a menudo da mejores resultados que las monoterapias (Sánchez-Meca J et al., 2010).


También se requiere más trabajo para hacer frente a la falta de estudios sobre los niños, los adolescentes y los adultos mayores (Andersson, (2015)).


Cuestiones pendientes siguen siendo sobre el papel de los terapeutas y la forma óptima para proporcionar orientación durante las intervenciones de Internet. También hay una necesidad de explorar la integración de la psicoterapia asistida por ordenador, con la terapia cara a cara.


En conclusión, se espera que el campo de las intervenciones de Internet seguirá evolucionando a un ritmo rápido.


Programas como Libre de ansiedad y la psicoterapia asistida por ordenador, ayudan a superar las barreras de acceso a ayuda psicológica; incluyendo costo, disponibilidad de terapeutas, logísticas de programación de citas y movilización física a las consultas, el estigma a la salud mental y la falta de terapeutas entrenados en tratamientos basados en evidencias científicas.


Estos tratamientos son otorgados en cualquier momento y en cualquier lugar a personas, quienes de otra forma no podrían tener acceso a ellos, mejorando la calidad de vida de las personas.


Se requiere avanzar en tres áreas: Investigación, formación y emprendimiento.


E-TERAPIA.COM



extracto del capítulo siete 7 “Consideraciones finales”  del libro: Psicoterapia asistida por ordenador: Evaluación en población española del programa de psicoterapia asistida por ordenador "Libre de ansiedad" para personas que sufren trastorno de pánico. de Jorge Orrego Bravo  (Autor) 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Dónde están blockchain y el metaverso en 2022?, John Bass , director ejecutivo de Hashed Health

FUENTE  https://www.linkedin.com/feed/update/urn:li:activity:6999630312087433216/ Es imposible resumir todo el rico contenido proporcionado ...