Transformación digital de los servicios de salud mental

Este artículo defiende la salud mental digital y proporciona información sobre cómo las tecnologías digitales pueden mejorar (pero no reemplazar) los servicios de salud mental existentes. Describimos la salud mental digital presentando un conjunto de tecnologías digitales (desde intervenciones digitales hasta la aplicación de inteligencia artificial). 


Discutimos los beneficios de la salud mental digital; por ejemplo, una intervención digital puede ser un trampolín accesible para recibir apoyo. Sin embargo, el documento presenta beneficios menos discutidos con nuevos conceptos como "polidigital", donde muchas aplicaciones/funciones diferentes (por ejemplo, una aplicación para dormir, una aplicación de registro del estado de ánimo y una aplicación de atención plena, etc.) pueden abordar diferentes factores. de bienestar, lo que tal vez resulte en una agregación de ganancias marginales. 


Otro beneficio es que la salud mental digital ofrece la capacidad de recopilar datos de clientes del mundo real de alta resolución y proporcionar seguimiento al cliente fuera de las sesiones de terapia. 


Estos datos se pueden recopilar mediante fenotipado digital y técnicas de evaluación ecológica momentánea (es decir, medidas repetidas del estado de ánimo o de escala a través de una aplicación). Esto permite que las herramientas digitales de salud mental y los datos del mundo real informen a los terapeutas y enriquezcan las sesiones cara a cara. 


Esto puede denominarse atención combinada/terapia complementaria, en la que los usuarios del servicio pueden participar en un "cambio de canal" entre intervenciones digitales y no digitales (cara a cara) proporcionando un servicio más integrado. Esta integración digital puede denominarse una especie de "pegamento digital" que ayuda a unir las sesiones en persona con el mundo real. 


El documento presenta los desafíos, por ejemplo, la mayoría de las aplicaciones de salud mental tal vez sean de calidad inadecuada y hay una falta de retención de usuarios. También existen desafíos éticos, por ejemplo, con la percepción de "sobrepromoción" del tiempo frente a la pantalla y la reducción percibida en la atención al reemplazar a los humanos con "computadoras", y la trampa del "solucionismo tecnológico" mediante el cual se puede suponer ingenuamente que la tecnología resolver todos los problemas. 


Finalmente, defendemos la necesidad de adoptar un enfoque de coproducción y pensamiento sistémico basado en evidencia en forma de diseño centrado en las partes interesadas al desarrollar servicios digitales de salud mental basados ​​en tecnologías. 


La principal contribución de este artículo es la integración de ideas de muchas disciplinas diferentes, así como el marco para la atención combinada utilizando el "cambio de canal" para mostrar cómo los datos y la tecnología digitales pueden enriquecer los servicios físicos. Otra contribución es el surgimiento de lo 'polidigital' y un debate sobre los desafíos de la salud mental digital, específicamente la 'ética digital'.

el artículo entero aquí: https://www.nature.com/articles/s44184-023-00033-y

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Transformación digital de los servicios de salud mental

Este artículo defiende la salud mental digital y proporciona información sobre cómo las tecnologías digitales pueden mejorar (pero no reempl...